Eduardo Fernández

Córdoba, al igual que el resto del país, sufre las consecuencias de un modelo económico-social de exclusión y miseria para amplias capas de nuestra población.